Prólogo a Falllen Angel

FALLEN ANGEL como concepto, nace de la necesidad de expresar y viabilizar sentimientos encontrados, circunstancias de vida. Realizando una retrospección, similar entre la pasión por la vida y la historia de un Ángel en la tierra.

Esta historia comienza con un diálogo entre este Querubín y Dios. El Querubín le dice: "Señor, quiero ser como uno de tus Ángeles luchadores, de aquellos que están plasmados en la Catedral, como Rafael o Miguel". El Señor le respondió: “Si quieres ser uno de ellos, tendrás que cumplir un reto, deberás regresar a la tierra y tratar de curar los karmas del mundo. Sanando el dolor, la pena, llevando e impartiendo felicidad a los hombres en un mundo de violencia y zozobra. Así cuando regreses, podrás ser un Ángel Mayor, un Ángel de la Luz.

“El Querubín acepta el reto y regresa a la Tierra, nace después de 9 meses del vientre de una madre y con el trauma del parto, este niño – Ángel, nace humano. Con el calor de su madre y entre pañales olvida su divinidad… pero no olvida su misión.